Economía

Tanto Martín Guzmán como Miguel Pesce apuestan a bajar las brechas entre dólares. ¿Cómo lo ven desde el gobierno?

Mientras se define la dramática elección presidencial en los Estados Unidos; en la Argentina el mundo económico se pregunta en estas horas si el giro más pragmático y capitalista que parece ahora liderar el ministro Martín Guzmán para contener la peligrosa corrida al dólar tiene verdaderas chances de concretarse en medio de la crisis socioeconómica que golpea a la sociedad y que genera cada vez mayores tensiones políticas en la coalición de Gobierno.

El ministro Guzmán necesita lograr que el mercado le financie al menos 10% de lo que le vence para cumplir su compromiso de cara a fin de año.

Los telefonazos a los operadores y los controles normativos alcanzan un punto de resistencia. El BCRA busca ganar tiempo hasta que el Gobierno se acerque a un acuerdo con el FMI

Economía renunció a recibir en noviembre y diciembre Adelantos Transitorios del Banco Central, pero podrá contar con unos $800.000 millones de saldo de giro de utilidades de la entidad del año anterior 

Las subas en las tasas de interés, el anuncio de que el Tesoro no tomará más adelantos transitorios de Banco Central hasta fin de año y la emisión de bonos dólar-linked indican que el Gobierno lentamente va haciendo un giro hacia la ortodoxia en su política económica. No lo dice, pero lo hace. La necesidad tiene cara de hereje, y la escalada del dólar, que en el peor momento llevó el contado con liquidación (CCL) por encima de los $ 180, resultó el disparador del cambio de estrategia. 

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, se reuniría hoy mismo con el titular de la Copal, Daniel Funes de Rioja, según pudo saber iProfesional

La semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados el Presupuesto de 2021, el primero del presidente Alberto Fernández, donde se especifica el gasto que el Gobierno va a asumir, así como la estimación de los recursos económicos contemplados para el próximo año.

Solo meses atrás en el peor punto de la crisis, USA llegó a perder cerca de 25 millones de puestos de trabajo, mientras que actualmente dicho número sólo asciende a 8 millones, aspecto que preocupa pero que claramente se aleja del caos inicial.

El presidente Alberto Fernández empezó a escribir su propia carta. A diferencia de la de Cristina Kirchner, no está dirigida al corazón de su coalición, sino que apunta al hemisferio Norte.

Página 58 de 150

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…