Editorial

 “A Macri le va mejor en la calle que en la tele” - Guillermo “Willy” Kohan

 

Cuesta trasladarse a aquel 4 de agosto de 2003, a sólo 71 días de la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación.

 “Me interesa más que el mensaje de esta marcha lo escuche el gobierno que la oposición” - Juan José Campanella

 

Carlos De Feo: "Queremos que al Gobierno le vaya mal"

-Delegado de CO.NA.DU

(Consejo Nacional de Docentes Universitarios)

Desde que la multiprocesada ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto a su “asociación ilícita en retirada” el 9 de diciembre de 2015 decidió no entregarle los atributos presidenciales a Mauricio Macri, constitucionalmente electo para tal fin, quedaba claro que al representante de Cambiemos no le comenzaba una cuenta regresiva de cuatro años conforme su mandato lo indica, sino que el peronismo –en sus variadas ramificaciones metastásicas- iniciaba la “operación helicóptero” afín a los presidentes constitucionales contrarios a ese signo político que no les permitieron culminar su mandato.

A menos de quince meses de haber iniciado su mandato de “revolución en paz” como pregonaba el slogan de Ricardo Balbín en 1973 cuando la Argentina se teñía de sangre entre los extremismos del peronismo, Mauricio Macri, expuso sus aires de estadista aunque su sangre calabresa supo “sacarlo” cuando el piquetero diputado de lujo kirchnerista le gritó que “cuidaran a Baradel”.

 

Como música para sus oídos, Mauricio Macri recibió por parte de las autoridades constituidas del Reino de España en su conjunto el aire puro que necesitaba para dejar atrás una semana compleja entre los entuertos del Correo Argentino y los centésimos cuestionados en el aumento jubilatorio de marzo (0,32%) para enfrentar a su regreso el comienzo del “Plan de lucha” (frase ignominiosa de nuestra historia si las hubo) donde se rejuntan la C.G.T., los gremios docentes y todo setentista que ande suelto y le perturbe que se comience a contar la historia completa.

 

Prueba y error…prueba y error…en política no sólo desgasta sino que cuesta recuperar el terreno perdido.

 

A menos de una semana de culminar en Buenos Aires de culminar nuestro “Mini Davos” en el que convergieron al fin del mundo tan cambiante y adolescente 1600 empresarios de 65 países del mundo, el Presidente Mauricio Macri brindó su primer discurso como tal ante la Asamblea anual de la Organización de las Naciones Unidas.

 

"Ustedes saben que acabamos de obtener el dato que estábamos esperando por parte del Indec, el de la pobreza. Después de años de negación, hoy sabemos cuál es la realidad. El camino empieza en este punto de partida. Más allá de todo lo que hagamos, lo primordial es que cada día más argentinos tengan la posibilidad de desarrollarse, de ser felices, de contar con un Estado presente. Esto tiene que estar reflejado en la reducción de la pobreza"

 - Mauricio Macri - Presidente de la Nación

 

Página 5 de 12

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…