Opinión

Limitados durante una década, sindicatos, empresarios y piqueteros han comenzado a presionar a la nueva gestión de gobierno.

 

El término “gorila” en su acepción política fue creado en 1955 por un cómico antiperonista pero inmediatamente el peronismo (con esa capacidad que tiene de apropiarse para sus propios fines de todo lo bueno y lo malo que dicen de él) lo dio vuelta y lo hizo suyo.

 

Claramente en los últimos días ha habido señales que podrían emparentarse sin desentonar con el optimismo que reina en los principales despachos del gobierno respecto de un posible alineamiento, al fin, de los planetas que rodean al mundo Macri.

 

"Son testigos de la muralla inexpugnable de nuestra mente, de la impenetrable fortaleza de nuestra memoria".  -Joël Dicker

 

La visita del primer ministro reavivó el debate sobre la política educacional del país.

 

Hoy es perfectamente normal que una mujer sea canciller, ministra o presidente y las posibilidades de Hillary Clinton de gobernar Estados Unidos aumentan.

 

El periodista Jorge Lanata ha aprovechado el espacio televisivo con el que cuenta para lanzar una serie de groseros insultos a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

Macri tuvo una reunión con el Papa mucho más cordial que la vez anterior y lo logró con un cambio de actitud hacia él. El Presidente, fue resolviendo los problemas que entorpecían la relación.

 

Desde su origen, el partido fundado por Perón reivindicó como propias las conquistas sociales logradas a partir de mediados del siglo pasado; una mirada atenta y precisa de la realidad desmiente esta lectura

 

Insfrán no tuvo problemas en ser menemista, duhaldista, kirchnerista y cristinista, lealtades ocasionales y oportunistas que nunca alcanzaron a disimular su profunda y exclusiva identidad peronista.

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…